¿Es o no es como para estar impresionado?

Ruth Carbonell desde Nicaragua.

Y aquí nos encontramos, en la Andalucía profunda de Nicaragua. Sólo que aquí el norte es el sur, y el sur es el norte. En un mes y medio en este bello país empiezo a sentirme cada vez más una pura norteña, hija del maíz. El paisaje es todo un contraste, las casas en las comunidades pura madera, plástico y suelos de tierra, y la gente lleva su propio ritmo, mucho más pausado, más indefinido. A la hora de hablar no esperes recibir nada concreto como respuesta. “-¿Y entonces? ¿Cómo está usted?”. A eso no puedes más que esperar una respuesta como: “-Más o menos”. Eso es que todo bien, sin novedades. Ah y nunca está de más preguntar un par de veces las cosas. No siempre el entendimiento es mutuo, aunque creas que sí. Pero, ¡qué forma de vivir! No se si podré volver a vivir sin estos ritmos, sin estas cosas de aquí.

img-20160911-wa0023

Las chicas de Bocay

En el trabajo aun tengo mucho por aprender, pero me fascina la cantidad de cosas que ya he podido descubrir en tan poco tiempo. Cuando llegué se trabajaba a tiempo completo en el proyecto de construcción de la red de abastecimiento en la comunidad de San Juan, en el norte de Nicaragua, municipio de San José de Bocay. Todo era estrés, y yo recién llegada después de un año de experiencia trabajando en investigación. Pero Eddy, el ingeniero jefe, se encargó de ponerme al día. De visita de obra en visita de obra, pero no visitas de obra cualquiera. Visita a la captación, donde sólo se puede llegar o bien a pie o bien a caballo. Y del mismo modo el transporte de materiales para la construcción. Caballos cargados de sacos de cemento nos acompañaban en la travesía. Lluvias que inundan todo, que hacen que el trabajo se retrase más y más. Problemas con contratistas que no cumplen plazos. Organización directa de las cuadrillas formadas por gente de la comunidad, que en su aporte al proyecto se dedican a zanjear la red de distribución. “-¡Cuidado que no caigan piedras sobre la tubería!”. Y por supuesto, mis queridos fontaneros y jefe de obra. Hasta arriba de trabajo pero siempre dispuestos a enseñarte, y a sacarte una sonrisa.

20160823_123043

Recompensa después de una visita de obra, tras subir y bajar varias lomas. Riquísimo atol y elote cocido!

En este momento somos tres los voluntarios que estamos aquí trabajando. Al principio nos dedicábamos todos a San Juan, Borja y yo en el tema de la construcción, y Bárbara más enfocada a la implementación de prácticas de higiene en la escuela. Pero siempre intentando los tres saber un poco del trabajo de los demás, aprender y apoyarnos tanto como se pueda. El proyecto va avanzando y el estrés inicial se va disipando. Nos permite acercarnos más a la gente del equipo, alguna escapada al karaoke, con mucho ritmo y con unos cantantes apasionados por las rancheras. Un equipo que es un equipazo. Aunque con una dedicación al trabajo que les deja poco tiempo libre para compartir muchas veces.

dsc_0012

Bárbara y Vallejo, mi fontanero favorito, aprovechando el tiempo libre para dar un meneito a la caderas. ¡La energía positiva siempre por delante!

Poco a poco se nos han ido dando otras tareas. Algunas de oficina, al final son cosas que también se tienen que hacer; y otras de comunicación más directa con la comunidad. Entramos en un segundo proyecto, esta vez desde cero, en la comunidad de Los Mollejones. Lo primero, la realización de una encuesta para diagnosticar el estado actual de la comunidad. Algo que a priori habría dicho que no iba a gustarme demasiado y para mi sorpresa me encantó. De casa en casa, haciendo preguntas y más preguntas: “-¿Quién se encarga de halar agua en casa?; ¿Se lavan las manos normalmente?, ¿Cuándo?”. Y a la vez aprovechando para conocer la comunidad, las costumbres y leyendas que aquí cuentan. Pero no te puedes confiar, por que a la que te descuidas resulta que te han estado respondiendo cualquier cosa. La jefa dice que intentan impresionar a las chelitas, a las extranjeras, en la cantidad de manzanas de tierra que tienen. Hay que aprender a descifrar las respuestas. Aprender y aprender cada día cosas nuevas.

dsc_0172

Actuación del grupo de teatro compuesto por jóvenes de varias comunidades tratando el tema del derecho humano al agua, accesibilidad, género…¡una pasada!

Poco a poco se nos han ido dando otras tareas. Algunas de oficina, al final son cosas que también se tienen que hacer; y otras de comunicación más directa con la comunidad. Hasta el momento no puedo más que decir que es una de las experiencias más gratificantes que he vivido, que me está haciendo crecer a nivel profesional como nunca hasta ahora pero que a nivel personal es un giro de 180º. Un choque de realidad en todos los sentidos. Y un punto de inflexión y reflexión para continuar adelante. Una asignatura que considero está pendiente para muchos, que nos enseña más que mil fórmulas, y de forma totalmente empírica.

img-20160911-wa0078

San Juan de Awaswas. Es o no es como para estar impresionado?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s