Yaku en el Mundo Andino

Virginia Mielgo, voluntaria en Anco (Perú) en 2015

Foto 1 VMIDicen que el agua (Yaku en Quechua) es la vena del mundo, porque conecta los tres mundos: el de arriba o Qanaq Pacha, el de aquí o Kay Pacha, y el de abajo o Uku Pacha: eje fundamental de la cosmovisión andina.

El dios Yaku pertenece al Uku Pacha y está presente en el mundo en los tres estados: sólido, líquido y gaseoso, y en su ciclo fluye desde el cielo, el aire, hacia la tierra, los seres vivos, los ríos, para volver a subir a las nubes, y así nunca descansar. El agua, con la ayuda del Sol y la Luna (deidades Inti y Quilla que pertenecen al Qanaq Pacha), es el motor del mundo y permite la vida en él.

Desde los tiempos preincas, los cerros o Apus, que pertenecen al Kay Pacha, simbolizan la divinidad de la tierra. Suelen ser grandes montañas en cuyas cimas hay nieves perpetuas o de las que mana agua en abundancia. El cóndor, el puma y la serpiente son también grandes dioses para estas culturas politeístas, cada uno de ellos representando a los mundos de arriba, medio y de abajo, respectivamente.

No es, pues, de extrañar que adoraran todo lo relacionado con la naturaleza, igual que lo hicieron muchos de nuestros antepasados precristianos. Los colonizadores intentaron con esmero acabar con los cultos paganos que encontraron por millares, entre otras cosas, plantando cruces en lo alto de los Apus o iglesias en los centros de reunión o de adoración. Muchos de los saberes que habían desarrollado las culturas preincaicas, repartidas por el territorio peruano, y que fueron unificados por los Incas se han perdido en la historia, pero otros muchos se mantienen y siguen siendo parte del día a día de los peruanos.

Así como los Incas, las comunidades campesinas de Huancavelica viven de la agricultura y la ganadería que dependen principalmente del clima: las lluvias, los vientos, las heladas, el agua. Cada año, durante la época de siembra, se hacen “pagapos” a la Pachamama pidiendo a los Apus que no se sequen los manantiales a través de cánticos y ofrendas.

Uno de los primeros retos cuando se trabaja con las comunidades altoandinas (y muchas otras) es encajar la multiculturalidad. El enfoque multicultural te obliga a olvidarte de tus percepciones aprehendidas para sumergirte en el mar de mitos que conforman el mundo andino. En conclusión, agua o naturaleza son conceptos que no llegan a reunir todo lo que para los habitantes de los Andes significa Yaku o Pachamama.

Anco es un distrito situado en la provincia de Churcampa, región de Huancavelica que, junto con Apurimac, recogen a la población más humilde del Perú. El distrito lo habitan unas 6.600 personas, de las cuales aproximadamente 1.000 viven en entorno urbano y las restantes en entorno rural. Las políticas públicas, por muchas razones, no llegan como deberían a estas comunidades aisladas. A algunas de ellas tampoco llegan carreteras o servicios básicos como saneamiento y salud.

Como parte del proyecto “Gestión y conservación de recursos naturales en la Subcuenca de Manzanayocc, a través del fortalecimiento institucional y la protección ambiental”, vine para apoyar en la actividad de cloración, que consistía en instalar sistemas de cloración en tres de los doce sistemas de agua potable existentes en la subcuenca, para la mejora de la calidad del agua.

Principalmente, me tocó trabajar con las JASS (Juntas de Administración de Servicios de Saneamiento) que son cargos ad-honorem que gestionan el agua a nivel local. En este sentido, las comunidades son un ejemplo de autogestión y convivencia. Nos encontramos personas con muchísimo interés en proteger su agua pero también faltos de información. ¿Qué es el cloro? ¿Qué es el arsénico? ¿Por qué nuestras madres, padres, abuelas y abuelos han bebido nuestra agua durante toda su vida sin enfermar?

Estas dudas perfectamente razonadas nos obligaron a plantearnos todas estas cuestiones antes de asumir una determinada posición. Nos dimos cuenta de la importancia de transmitir, desde las ONGs, una información fiable y unificada que hablara siempre de “cloración responsable”, ya que no resulta fácil para ellos y ellas contrastar información. El acceso a internet es inexistente en las comunidades y, aunque la educación mejora día a día, el analfabetismo es una realidad que sigue siendo alarmante, afectando principalmente a las mujeres. Estas últimas tienen una relación directa con el agua, son las que preparan los alimentos, se encargan de la higiene de los niños y niñas y de la casa. Los hombres, por otro lado, tienen una visión del agua desde el rol productivo y comunitario: el agua para riego, para participar en faenas, para fabricar adobes… Sin embargo, el control del recurso está únicamente en manos de hombres, que son los que tradicionalmente tienen acceso a los puestos de responsabilidad en las organizacion es de la sociedad civil.

Foto 2 VMI

Teniendo en cuenta el enfoque intercultural, de derechos humanos, de género y apoyándonos en experiencias de otras ONGs y organismos que trabajaron la temática de cloración en zonas andinas, elegimos el Sistema de Cloración por Goteo. Este sistema se adapta al tamaño de las comunidades, a la calidad de su agua y es perfectamente replicable. Los materiales y accesorios para construirlo se pueden encontrar en prácticamente todos los lugares del mundo, su costo es razonable y su operación y mantenimiento sencillos.

Trabajamos juntamente con la ATMS (Área Técnica Municipal de Saneamiento) y ya estamos viendo con mucha satisfacción que están replicando tanto los sistemas de cloración como las herramientas de gestión que ONGAWA junto con la Asociación Servicios Educativos Rurales – SER (contraparte local) han estado trabajando durante toda la ejecución del proyecto.

Personalmente, me llevo un aprendizaje intensivo de 7 meses. Estoy feliz de las personas con las que me he encontrado y de haber tenido la oportunidad de conocer este precioso rincón de la Tierra. Me iré convencida de que este tipo de experiencias ayudan a relativizar, a no perder la perspectiva y a recordarnos que, casi siempre, son los que menos tienen los más solidarios y generosos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s