Trabajo, familia, Navidad y Moçambique

No me he ido, aunque lo parezca, pero esta extraña combinación de palabras que da nombre a mi nuevo “Post” me ha generado tal confusión en la cabeza que apenas he tenido tiempo para desahogarme con vosotros.

Diciembre ha sido de los meses más ajetreados que he tenido desde que estoy en Mozambique. Se me ha juntado: trabajo que no puede esperar, familia que no quiere esperar y vacaciones que se hacen esperar… ¡Qué va! ¡Estoy exagerando! ¿Qué mejor forma de pasar las vacaciones de navidad con tu familia, que a 40º grados en la playa, visitando un safari con cientos de animales salvajes o dejándote embaucar por uno de los cañones más impresionantes de África?

DSC_0308DSC_0348DSC_0464

Pero antes de esta montaña rusa de emociones había que dejar “todo” el trabajo atado y bien atado. Por ello me pasé las 3 primeras semanas de diciembre rebotando de despacho a trabajos de campo, reuniones que nunca llegaban y a viajes de negocio en Maputo.

Empecé calentando los dedos en decenas de emails con los voluntarios de ONGAWA (a los que espero invitar a unas cañas cuando vuelva por Madrid), que me siguen ayudando con la puesta a punto del diseño de EPANET, que parece que nunca lo voy a terminar, pero es que siempre hay otras cosas urgentes que hacer. Gracias a ellos me estoy convirtiendo en un “experto” en la simulación de redes con el susodicho programa.

Para que no se me enfriasen los dedos continué enviando emails, pero esta vez para buscar más presupuestos de posibles diseños de depósitos elevados. ¿Sabíais que en Sudáfrica se “han puesto de moda” depósitos para abastecimiento metálicos? Yo tampoco me lo creía cuando me respondían a los emails, ¡Pero al estar viajando con mi familia los pude ver con mis propios ojos! De todas formas me sigo preguntando como hacen para evitar las altas temperaturas con la incidencia del sol y el posible sabor metálico del agua. ¿Será que son parámetros que no tienen en cuenta? No sé, a mí me mosquea un poco…

DSC_0509

Por eso de coger carrerilla seguí escribiendo a ver si encontraba alguna empresa por la zona de Manhiça/Maputo que se disponga a limpiar los pozos que actualmente se están usando, y ya puestos que hagan un ensayo de caudal de cada uno de los pozos para comprobar que las bombas empleadas son las correctas.

Cuando me empezó la artritis opté por elaborar un nuevo mapa en cooperación por el bien conocido CISM (Centro de Investigação em Saúde de Manhiça), que dispone de una base de datos que te mueres de la envidia. Una vez me pasaron los datos definitivos el resto fue coser y cantar: una buena ortofoto que abarque la zona de estudio (mucho más amplia que la que realizamos en noviembre) y un poco de mañana con el QGIS y voilà:

Datos CISM

En esta captura podéis observar los diferentes tipos de letrinas usadas en parte del distrito de Manhiça.

Ya para ir terminando, tuvimos el privilegio de recibir la ayuda directa desde AdeM (Águas de Maputo) de un Ingeniero y un Técnico especializados en el área de la protección eléctrica de las bombas en los sistemas de agua de la ciudad de Maputo. En solo una mañana han podido realizar un test completo de todas las protecciones de los dos subsistemas de agua que existen en Manhiça. Ocho bombas en total. Y creedme que entre las toneladas de polvo y el mal mantenimiento por parte del Municipio no ha sido nada fácil, doy fe:

AdeM 1AdeM 2

El resto de tiempo que he permanecido desaparecido se hace responsable mi familia. ¿Las exigencias?, para ellos.

Un abrazo!

César Cabaleiro

Anuncios

Un comentario en “Trabajo, familia, Navidad y Moçambique

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s