Entrevista en terreno

Desde Lima nos presentamos, Lucía e Inma, las dos voluntarias que en este momento nos encontramos acá. Para nuestra primera entrada decidimos realizarnos una entrevista la una a la otra y, de esa manera presentarnos y contaros como llegamos acá.
Lucía: ¿Cómo conociste ONGAWA? ¿Cuál ha sido tu paso por ONGAWA?Inma: Yo quería hacer un voluntariado y simplemente le pregunté a google si existía en Madrid Ingeniería sin Fronteras. Encontré a ISF ApD y fui a la primera charla informativa que dieron ese año. Y de repente estaba coordinando un grupo de voluntarios.

Sobre mi paso por ONGAWA, llevo 5 años y he pasado por diferentes grupos de voluntarios porque he cambiado de residencia por trabajo. He estado en el grupo de agua, luego pasé por la sede de Castilla-La Mancha en Ciudad Real. Después durante un tiempo hubo una delegación en Albacete. Llegué a conocer a ISF Murcia. Después pasé al grupo de TIC y ahora estoy con el grupo de Empresa y Desarrollo.

L: ¿Por qué te quedaste en ONGAWA?

I: Porque me gusta mucho lo que hacen, cómo lo transmiten. Me gusta que sean tan críticos con su trabajo y que intenten mejorar siempre. Además la gente que he conocido es genial y me he sentido en casa.

I: ¿Y tú cómo conociste ONGAWA?

L: Yo siempre había querido hacer cooperación, aunque al principio no lo llamaba así ya que no manejaba esos términos. Sabía que quería hacer eso, pero pensaba que no se podía hacer cooperación con una ingeniería. En el primer año de universidad los de la delegación de ISF (por entonces) en teleco hicieron un “pasa clases” donde nos contaron lo que hacían y que cada uno le dedicaba el tiempo que quería.
Pero era mi primer año… y como era hiper tímida no fui.

Luego empecé a cogerme asignaturas de cooperación donde había gente de la delegación de ISF, así que después de eso fui a una reunión,
en la cualvestaban organizando un concierto solidario para recaudar fondos para el terremoto de Haití. También se hizo un sorteo de una cesta de comercio justo para recaudar fondos y me ofrecí para ir a comprarla. Y así empecé. Al año siguiente estuve en el grupo gestor por Teleco (el grupo que coordina las delegaciones de universidad). Y al siguiente fui la presidenta de ONGAWA Teleco.

I: ¿Qué te motivó a venir a Perú?
L: En 2011 comencé a hacer el título de Experto en Cooperación para el Desarrollo que tiene la Universidad Politécnica de Madrid. Para este título teníamos que hacer unas prácticas, las cuales pueden convalidarse si se realiza un Proyecto de Fin de Carrera para el Desarrollo. La Politécnica tiene unas becas para hacer este tipo de PFC y poder viajar a países en desarrollo. Decidí solicitar esta beca y les dije a ONGAWA que quería hacerlo con ellos. Me hicieron una entrevista, me ofrecieron hacer un proyecto y supieron ver muy bien qué me iba a cuadrar. Vine, estuve 6 meses y me encantó estar acá. Me encantó como trabajan, poder viajar a Cusco y Cajamarca y conocer WILLAY a fondo en las primeras fases. Ahora han sacado esta plaza de voluntariado y aquí estoy, de vuelta en Perú.L: ¿Qué te motivó a ti a venir a Perú?

I: Yo llevaba tiempo queriendo viajar fuera de lo que ya conocía, fuera de Europa. Pero no quería ir como una viajera, quería ir a trabajar y ver cómo se vive y comprender las cosas más a fondo. La verdad que me apetecía venir con ONGAWA. Como estaba con el grupo TIC llevaba tiempo conociendo las cosas que hacen en Perú, y me llamaba la atención el conocer Perú pero estando aquí y viendo las cosas desde aquí. Cuando salió la plaza de voluntariado mandé el CV en seguida. Y aunque para esa plaza no les encajaba vieron que para este proyecto de C+D sí y aquí estoy, estamos. Es verdad que como tú dices saben ver cómo vas a encajar mejor y  me encanta lo que estoy haciendo aquí y lo que voy a hacer.

I: Y con tu paso antes y ahora en la vuelta qué diferencias has encontrado en Perú.

L: Hay varias diferencias. Yo conocía muy bien la parte de cómo se implementó la infraestructura de WILLAY en las primeras fases, que ya está terminada. WILLAY está ahora en la tercera fase y yo colaboro en la parte de incidencia y difusión. Esta vez lo conozco todo mucho mejor y tengo una visión más global. Otra diferencia, la más grande es que yo antes estaba haciendo el proyecto de fin de carrera y no era parte del equipo. Yo siempre me sentí siempre dentro, me invitaban a participar y aprendí mucho de cómo funcionan las cosas pero no estaba muy enterada de todas las actividades que hacían. Y ahora sí.

L: ¿Qué es lo que más te ha impactado? ¿Es lo que te esperabas?

I: La verdad es que no sabía muy bien que esperar de Lima. Venía con una imagen de qué esperar de fuera de Lima, y lo que me había contando de la ciudad. Así que no tenía una expectativa clara de la ciudad que es lo que conozco por ahora. No sé si el resto de Perú será como me lo espero o no, aunque según pasa el tiempo tengo menos claro cómo será salir de Lima. Lo que más me costó la primera semana en lo  que es vivir en la ciudad fue el ruido, es una ciudad muy ruidosa. Hay mucho tráfico y mucho ruido, y es lo que más difícil me hizo mi primera semana en Lima. Después de una semana ya empezaba a no notarlo tanto y después de un mes ya me he acostumbrado.

L: ¿Pero no te va a limitar?

I: No, no me va a limitar. Cuando me tengo que mover o coger las combis no me limita. Pero me supone un reto, porque cuando estoy cansada me agobia tanto ruido. Pero cada día lo noto menos, no pienso tanto en que hay ruido. La primera semana en la oficina me parecía que entraba mucho ruido por la ventana y segunda semana ya no me parecía que entrara tanto.

L: ¿Y qué tal con el equipo de Perú?

I: Pues genial, conocí a Marta en diciembre, y a Elvira por haber trabajado con ella y alguna reunión, y a ti. Entonces tenía algún contacto con parte de la oficina. Y bueno aterricé y entré en la oficina, y eso creo que fue una gran idea. Gracias Lucía! Porque desde el primer día estaba en el día a día dentro de la oficina. No tuve que empezar, sino que engancharme a lo que ya había. Además como había estado tres días en la oficina de Madrid trabajando ya en lo que era mi proyecto. Pues desde el primer momento me he sentido parte del equipo. La acogida ha sido muy buena y muy natural todo. No tengo sensación de haberme tenido que adaptar. Ya en la oficina de Madrid me sentía parte del equipo. Yo mentalmente ya estaba en la oficina de Lima.

Saludos desde Lima!

Inma y Lucía

Anuncios

Un comentario en “Entrevista en terreno

  1. Pingback: Mi experiencia de voluntariado en Perú | Suelas gastadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s